em_chile

CNN Cómplice y parte de la guerra contra Venezuela PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 22 de Febrero de 2017 07:59

POR QUE VENEZUELA BOTON

CNN fuera de mi patriaNo es nuevo, desde hace más de 16 años el gobierno bolivariano ha sido objeto de diversas campañas mediáticas internacionales en su mayoría lideradas por CNN Español, para esta transnacional de las comunicaciones todos los cambios sociales en los que transita el pueblo venezolano son negativos, según el medio de comunicación en Venezuela no hay nada bueno, nadie es feliz y desde su perspectiva vivimos a duras penas; pero es cuestión de analizar toda la parrilla informativa, busque dónde pasa algo bueno, dónde hay una historia motivadora, dónde está lo positivo de ese mundo que ellos informan, por el contrario se hace evidente que necesitan de las CRISIS para justificar su existencia.

Lo peor es que con el pasar de los días, la línea informativa de este medio contra Venezuela, no solo va dirigida a las políticas sociales o económicas asumidas por el Estado de manera democrática, ahora sus campañas llevan nombres y apellidos, manipulan informaciones desde falsos positivos, las producciones de los programas cuentan con elementos gráficos e informaciones que evidencia montajes desde un laboratorio en el que se piensa cada detalle con el firme propósito de justificar hechos que puedan acabar con la paz y la democracia del país suramericano.

Desde que Nicolás Maduro inició la presidencia venezolana en el año 2013, los ataques no se han detenido, han sido constantes y sin descanso, algunos ejemplos que tal vez usted recordará, son los siguientes:

“Maduro ¿colombiano?” Iniciaron una campaña mediática aplaudida y apoyada por la oposición venezolana, dirigida desde CNN, en la cual colocaban como dudosa la nacionalidad del Presidente Nicolás Maduro, poniendo en tela de juicio el haber nacido en Venezuela, recordarán que presentaron partidas de nacimientos falsas, testimonios montados de supuestos familiares y amigos en Cúcuta, mostraron la supuesta cédula de Maduro, la supuesta casa en la que nació y luego pasaron la página, algo así como “pongamos otro gallo a cantar”.

“Venezuela arden su calles” Quien no recuerda al “periodista” golpeador de mujeres Fernando Del Rincón, en las calles de Venezuela dando cobertura a los hechos violentos del año 2014, donde la cámara de CNN estaba, allí había violencia. Se prestaron para la violación de derechos civiles y humanos de 43 víctimas fatales, cuando gracias a su pantalla Leopoldo López (el súper héroe de CNN) llamaba a calentar las calles con protestas “pacíficas”, CNN en español transmitió por horas los actos vandálicos protagonizados en las calles de Venezuela por grupos de choque, pero sus comentaristas acusaban a los funcionarios de seguridad y orden público de ser los malos ¿quiénes eran los buenos?, los que cerraban con piquetes las calles, los que ponían guayas atravesadas en las calles, los que usaban clavos en las bombas molotov, esos a los que CNN clasificó como “Defensores de la democracia venezolana”. 

“Ilegal cierre de frontera” durante meses victimizaron a los “pobres colombianos” que extraían millones de litros de gasolina, alimentos y billetes desde territorio venezolano para contrabandearlo en Cúcuta, el mundo al revés, demonizaron la medida de Maduro y los ángeles eran los vecinos ladrones.

“Venezuela sin libertad” el pasado mes de diciembre de 2016, Venezuela sufrió 16 mil ataques cibernéticos que crearon desordenes bancarios de capa mayor a lo que CNN clasificó como “la profundización del régimen de Maduro al dejar sin internet a los venezolanos” nunca en sus ediciones informativas dijo palabra alguna de las denuncias realizadas por el Gobierno de Maduro contra los ataques cibernéticos, nunca hicieron mención a los responsables y a otro cuento.

Ahora, le toca el turno al Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela Tareck El Aissami, el pasado 15 de febrero el articulista del diario mexicano La Jornada, Ángel Guerra, escribió para Telesur un editorial muy interesante sobre CNN, titulado el “Desfachatado montaje de CNN contra Venezuela” en las que reflexiona sobre la creación de “telenovelas” por parte de la empresa de comunicaciones, acá les dejamos parte de lo escrito por Guerra:

El presidente Nicolás Maduro rechazó por “ilegales, inauditas e infames” las acusaciones y manifestó que su gobierno tomaría “todas las acciones legales para desmontar esta infamia”. Por instrucciones de Maduro la canciller Delcy Rodríguez entregó de inmediato dos notas de protesta al encargado de negocios de Washington en Caracas en las que se exigía respeto para el vicepresidente El Aissami y una rectificación de su gobierno.

Paralelamente al escrito de los legisladores, la insufrible CNN en español anunciaba a bombo y platillo una serie sobre los vínculos de El Aissami con el narcotráfico y el terrorismo, supuestamente fruto de una investigación de varios años, que ¡oh casualidad!, comenzó a trasmitirse el mismo día que el Departamento del Tesoro daba a conocer la acusación.  Cabe recordar que el día antes el terrorista de origen cubano Carlos Alberto Montaner, comentarista estrella de la televisora, dedicaba su espacio a lo mismo. Montaner, devenido intelectual por obra y gracia de la CIA, enfatizó los vínculos de El Aissami ¡con el terrorismo! En Cuba no se han olvidado sus acciones terroristas contra cines y lugares público ni la ocupación de detonadores y explosivos en su casa.

El papel de CNN en este nuevo capítulo de su calumniosa telenovela contra Venezuela ha sido muy significativo. El martes virtualmente en todos sus programas se hablaba e insistía en el asunto dando cabida como siempre a desprestigiados representantes de la contrarrevolución en ese país.

Imaginen si Ángel Guerra quien se encuentra físicamente a kilómetros de Caracas o Atlanta, puede percatarse de estas campañas sucias, qué quedará para el resto del mundo, ese mundo atento a las guerras impuestas contra el pueblo venezolano. Ya son tan evidentes los ataques de CNN contra Venezuela que cualquier ciego los puede ver, se han quitado la careta de manera definitiva para justificar el salario que reciben por grandes empresas de poder que solo quieren intervenir militarmente el país. 

 

Otras Noticias