em_chile

Hoy 5 de julio, reafirmamos que somos independientes y soberanos PDF Imprimir E-mail

firma-acta-de-independencia1Hace 202 años, el 5 de junio de 1811, Venezuela daba el paso de anunciar su Independencia con una Declaración oficial, un documento que en su contenido era la expresión del gran debate que se abrió en la sociedad venezolana de la época, sobre los caminos posibles a seguir, sobre el destino de la recién fundada República, de aquellas provincias unidas que formaron la llamada Confederación Americana de Venezuela.

La mañana de ese día, el presidente del Congreso Supremo comunicaba en sesión pública la posición del Ejecutivo, a favor de la Independencia. En pocas horas, efectuadas las votaciones, y teniendo al presbítero Maya como único opositor, el Supremo Congreso declararía, a las tres horas de la tarde, la absoluta Independencia de Venezuela.

“… Nosotros, pues, a nombre y con la voluntad y la autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo que sus Provincias unidas son, y de hecho y de deben ser desde hoy, de derecho, Estados libres, soberanos e independientes y que están absueltos de toda sumisión y dependencia de la Corona de España o de los que se dicen o dijeren sus apoderados o representantes…”

Fue un acto glorioso y de profundo sentido patriótico y republicano mediante el cual el bravo pueblo venezolano declaró solemnemente al mundo, que sus provincias unidas eran de pleno derecho, Estados libres, soberanos e independientes, absueltos de toda sumisión y dependencia colonial y extranjera.

A la lucha por la independencia se asoció aquella idea fundamental de que todo el colectivo humano que hizo vida en la llamada América, antes española, constituye un solo y mismo cuerpo, y que la tarea titánica de alcanzar la independencia solamente podría concretarse sobre la base de los profundos lazos de hermandad y unión entre las repúblicas que empezaban a surgir del proceso de emancipación de España.

El Acta del 5 de julio contiene la génesis de lo que hoy es la unidad latinoamericana y caribeña como tarea indisociable y necesaria para la gesta de la independencia al declarar: “Mas nosotros, que nos gloriamos de fundar nuestro proceder en mejores principios, y que no queremos establecer nuestra felicidad sobre la desgracia de nuestros semejantes, miramos y declaramos como amigos nuestros, compañeros de nuestra suerte, y partícipes de nuestra felicidad, a los que unidos a nosotros por los vínculos de la sangre, la lengua y la religión, han sufrido los mismos males en el anterior orden;…”, llamándolos más adelante en el mismo documento del Acta de la Independencia “amigos, hermanos y compatriotas”.

 Así, la patria que emerge del acto fundador del 5 de julio es la venezolana en la realidad, pero ya lleva en su espíritu la Nación de Repúblicas con la cual El Libertador Simón Bolívar formuló su doctrina de unión fundamental.

Si se trata de decirlo como Bolívar, citemos solo un extracto de la Carta de Jamaica, del 6 de septiembre de 1815, que es un manifiesto político impregnado de estos nociones profundas: “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes Estados que hayan de formarse”.

El Libertador tuvo las riendas del pensamiento y de la acción de su época como constructor de Estados republicanos, como conductor de ejércitos unidos suramericanos y como creador de la gran doctrina capaz de hacer este mundo nuestro, un mundo de hombres y mujeres libres, respetados y verdaderamente humanos.

Bolívar, como el creador del Proyecto de la Unión, de lo que llamó la América Meridional –para diferenciarla claramente de la del Norte- emprendió una batalla política por la que luchó hasta el último aliento. Bolívar sentenció para todos los tiempos, el 15 de febrero de 1819, ante el Congreso de Angostura: “Unidad, unidad, unidad, esa debe ser nuestra divisa”.

Es la invocación de ese compromiso fundacional, el que han adoptado los pueblos latinoamericanos y caribeños, que se encauzan hacia la consolidación de una región unida y soberana, para el desarrollo integral de nuestros pueblos, en paz y en democracia, sin condicionamientos imperiales.

El Acta del 5 de julio de 1811, para los venezolanos y venezolanas contiene el mandato inaplazable de seguir contribuyendo en la construcción la unidad latinoamericana, caribeña e indoamericana.

No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para acabar con los pasos agigantamos que hemos dado para la unión.

No, no podrán ante las dificultades del tamaño que fueren, la respuesta de todas y todos los que estamos convencidos de este necesario proyecto de hermandad, de quienes sentimos la Patria Grande en lo más insondable de nuestro ser, ahí estaremos alzando juntos la bandera de la libertad, la soberanía, la paz, con el más profundo amor hacia nuestros pueblos.

Hoy, Simón Bolívar está presente

¡Viva la Patria Grande!

¡Viva la Revolución Bolivariana de Venezuela!

 

Otras Noticias


BOTON PRORROGA

tramites

Vuleta a la Patria

boton PRORROGApasaportes

 Listado-Citas Pasaporte

 Boton slider VVII

POR QUE VENEZUELA BOTON

boton pasaportes

1 boton guerra economica

 

1 CNE BOTON
Boton frontera
Boton Todo Chavez
1 Boton petrocaribe
1 1boton bolentin fao
 aranceles-consulares
 nuevos pensionados

 1 botonginebra 50 anos